Evaluación del aprendizaje

La evaluación del aprendizaje es una tarea que como docentes desarrollamos para comprender, medir y mejorar tanto la equidad como calidad educativa. Este proceso se basa en la recopilación, investigación, análisis, difusión y utilización de información educativa.

“Los datos y los conocimientos extraídos de las evaluaciones del aprendizaje proporcionan una base sólida para elaborar políticas y estrategias más eficaces destinadas a mejorar el plan de estudios, la pedagogía, los recursos educativos y todas las demás condiciones conexas para obtener mejores resultados del aprendizaje en armonía con la visión y las necesidades de cada país” (UNESCO, s.f.). Es decir, del aprendizaje adquirido se pueden realizar las modificaciones que se consideren pertinentes en las planeaciones con el objetivo de mejorar la educación nacional.

Normalmente, las evaluaciones son realizadas al finalizar un proyecto, módulo, semestre o programa para evaluar el progreso y los logros del aprendizaje del alumnado.

Métodos de evaluación del aprendizaje

Evaluación diagnóstica (también denominada preevaluación)

Evalúa las fortalezas, debilidades, conocimientos y habilidades de un alumno antes de la formación. Se considera una base para trabajar los conocimientos que los alumnos van a adquirir durante el programa formativo.

Evaluación formativa

Funciona como un repaso para poder revisar la idoneidad de la formación recibida por si fuese necesario realizar modificaciones en el método de enseñanza.

Evaluación sumativa

Permite medir el rendimiento de un estudiante al final de la formación, es la forma de saber qué ha aprendido y qué no.

Evaluación por medias

Es una especie de evaluación grupal que ayuda al docente a obtener medias y sacar conclusiones generales.

Evaluación basada en objetivos

Mide el rendimiento de un alumno frente a una meta, un objetivo específico o estándar. Esto permite obtener conclusiones más concretas sobre el proceso de enseñanza y aprendizaje.

Evaluación intermedia o de referencia

Ayuda a predecir el rendimiento de los estudiantes en las evaluaciones sumativas de final de año. Esta evaluación puede aplicarse mensualmente, bimestralmente, trimestralmente, etc.

Scroll to Top