Principios

Los principios de Kichihua son guías que nos ayudan a tomar decisiones dentro de la Fundación para poder alcanzar nuestra misión.

Fortalecer el ecosistema educativo es una tarea muy compleja y creemos que es muy importante que los miembros de nuestra comunidad puedan conocerse y comunicarse de forma efectiva para colaborar en la creación de acciones que mejoren la educación.

Para que esto fuera posible; y como sabíamos que no podríamos adelantarnos a todas y cada una de las situaciones a las que nos tendríamos que enfrentar, decidimos basar nuestras decisiones en principios en vez de establecer reglas estrictas.

Los 5 principios

Los 5 principios de Fundación Kichihua AC
Los 5 principios de Fundación Kichihua A.C

Los principios forman parte de un ciclo, esto es porque nos dimos cuenta de que todas las actividades exitosas que realizábamos en Kichihua seguían este patrón, mientras que aquellas actividades que no eran tan exitosas carecían de alguno de los elementos que se señalan en la imagen.

Este esquema de pensamiento nos ha ayudado a ser fieles a nuestro lema “Aprender es Crear”, llevándonos a comprender que el éxito depende de nuestra capacidad para convertir las ideas en acciones y aprender de nuestros errores y aciertos constantemente.

Crea constantemente

Este principio es un recordatorio de que las habilidades solo se desarrollan con la puesta en práctica de conocimientos e información. De nada sirve tener una idea si nunca la ejecutas.  Ten presente que las pequeñas acciones, si se hacen repetidamente, pueden generar un cambio mucho más grande que el esfuerzo aislado de un solo día.

Considera que tus acciones afectarán a otras personas y crear constantemente te hará cometer errores. Por ello, este principio también es una invitación a utilizar tus habilidades en favor de los demás. 

Cuestiona lo que aprendes

Las habilidades son dinámicas y evolucionan constantemente, por eso siempre debes preguntarte si lo que estás haciendo o aprendiendo sigue siendo relevante.

Aún cuando creas saber cuál es la mejor forma de hacer algo, es un buen ejercicio cuestionarte si podría existir una forma distinta de hacerlo, recuerda que no existe una sola forma correcta de aprender o hacer alguna cosa, analiza constantemente la información que adquieres y los resultados que obtienes.

Abraza el cambio

Reconocer que puedes hacer las cosas de forma distinta no es suficiente, debes actuar y modificar tu comportamiento de la manera apropiada para mejorar. No significa que todo el tiempo debas cambiar o que no puedas hacer lo mismo dos veces, pero si tus acciones no dan el resultado que esperas o si te encuentras con problemas distintos a los que te has enfrentado antes, no esperes que haciendo lo mismo obtengas resultados diferentes.

Recuerda que con el tiempo la tecnología y la sociedad cambiarán y tu entorno se verá afectado. Desarrollar tu capacidad de adaptación a los cambios te ayudará a superar los obstáculos que encuentres en tu vida y a evolucionar.

Comunica con apertura

Compartir tus ideas, convicciones, errores, dudas y logros de una manera honesta y respetuosa, te ayudará a colaborar con otras personas.

Aunque en ocasiones pueda resultar complicado, trabajar en equipo te ayudará a tener acceso a habilidades y conocimientos que no tienes y podrás resolver problemas más complejos y obtener mejores resultados de forma consistente.

No tengas miedo a mostrar los obstáculos y las dificultades que has tenido que superar, recuerda que al compartir tus experiencias puedes ayudar a identificar problemas que nadie había visto antes o inspirar a otros a continuar su camino.

Busca la simplicidad

Es tentador querer hacer las cosas de forma perfecta y eso puede ocasionar que termines haciendo las cosas más complejas de lo necesario, para evitar eso es necesario priorizar e identificar las ideas e información que son relevantes.

Encuentra la forma más simple de hacer las cosas, la que te permita avanzar sin el estorbo de cargas y juicios innecesarios. No significa que dejes al azar los resultados o que seas descuidado, tan solo que aceptes que para realizar cualquier proyecto o adquirir alguna habilidad práctica; la mejor forma, siempre será la más simple.

Entre más ambiciosas sean tus metas, más importante será que simplifiques el proceso para alcanzarlas. Cuando hayas simplificado tus objetivos, no olvides crear constantemente.

Una breve historia de los principios

Si nos sigues desde hace tiempo, recordarás que anteriormente nuestras acciones estaban basadas en 10 principios en lugar de 5. En el episodio principios de la fundación de nuestro podcast puedes conocer los principios anteriores.

Escucha el podcast aquí

Nos dimos cuenta de que nuestro modelo anterior era más idealista que práctico, por lo que tenía varias fallas que teníamos que solucionar:

  • No necesariamente aportaban al desarrollo de nuestra misión.
  • Algunos de ellos tenían significados similares, intercambiables o ambiguos.
  • No resultaba practico seguir tantas reglas para evaluar una decisión, ya que en ocasiones era imposible tomar decisiones que cumplieran todos los parámetros.
  • Era complicado transmitir la utilidad de los principios a nuevos miembros de la fundación e identificar si también los aplicaban.

Por estas razones es que decidimos rediseñarlos y presentarlos en un formato mucho más práctico. Naturalmente, conforme las actividades de Kichihua evolucionen, los retos a los que nos enfrentaremos irán cambiando, por lo que estos principios posiblemente serán modificados nuevamente para responder a esa nueva realidad.