Pedagogía Waldorf

La pedagogía Waldorf es una de varias metodologías que se centran en el aprendizaje del estudiante y en donde el trabajo artístico y manipulativo son la clave para el desarrollo del alumno. Al igual que la pedagogía Montessori, con esta se pretende romper los paradigmas educativos y desarrollar un currículo personalizado, abierto y flexible para los estudiantes.

Antecedentes

Esta metodología se desarrolla con Rudolf Steiner. Se basa en la libre instrucción por parte de los alumnos, es decir, fomenta el aprendizaje autónomo durante el proceso académico, así como el trabajo colaborativo entre los estudiantes.

En la primera etapa educativa, que es de los 0 a 6 años, se incluye en la metodología Waldorf al juego como principal motor de aprendizaje. Esto trae como principales beneficios:

  • Desarrollo de la creatividad
  • Desarrollo evolutivo (psicomotricidad)

En la educación primaria, la cual comprende de los 7 a 12 años, se destaca que el estudiante busca e investiga sus propios conocimientos. Con este punto se favorece el aprendizaje autónomo, el cual es uno de los pilares de esta metodología, esperando que se desarrollen las habilidades en los alumnos de manera autónoma.

Finalmente, durante la educación secundaria que es de los 13 a 16 años, se deben inculcar habilidades que fomenten:

  • Investigación y búsqueda del conocimiento
  • Aprendizaje autónomo
  • Desarrollo de competencias

Es importante mencionar que todas estas habilidades por desarrollar durante la etapa escolar, tienen el propósito de brindarle a los alumnos un desarrollo profesional a largo plazo.

Ventajas y métodos de la pedagogía Waldorf

La ventaja que destaca en esta metodología educativa es que abarca todas las dimensiones del conocimiento, así como centrarse en el alumno durante su proceso de aprendizaje. Otras ventajas que tiene este método son:

  • Respeta los ritmos de aprendiza y desarrollo de los alumnos
  • Activa la potencialidad de las capacidades de los estudiantes

No obstante, como docentes también encontramos beneficios porque fomenta las metodologías activas e integrales durante la formación docente.

Debemos recordar que la base de esta metodología se centra en la cultura de las artes, por lo que te recomendamos realizar actividades como:

  • Artesanías
  • Experimentación con objetos de diferentes tipos, por ejemplo, mezclar agua con aceite para observar la reacción
  • Cultivar un huerto
Scroll to Top