Emprender en educación

Emprender en educación es uno de muchos retos dentro del área económica porque no es sencillo lograrlo, estos negocios buscan contribuir en un crecimiento integral dentro de la educación para beneficiar las dimensiones intelectuales, sociales y morales, pero a su vez se refleja un crecimiento socioeconómico y laboral. A continuación te mencionaremos la importancia de estos emprendimientos, sus ventajas y desventajas, así como algunos ejemplos.

El emprendimiento educativo en sí se refiere a la capacidad de las personas al momento de desarrollar un emprendimiento que beneficie la educación, en pocas palabras, se tiene el objetivo de contribuir en la formación y, las principales características que tienen son:

  • Crear proyectos que beneficien al área educativa o que tengan un enfoque educativo
  • Permite solventar las necesidades de la sociedad a través de ideas
  • En el público infantil se tiene el objetivo de ayudarles a comprender ¿Qué es un riesgo? Y ¿Cómo manejarlo?
  • Transmite el espíritu emprendedor a los estudiantes, lo cual les permite desarrollar una competencia clave, especialmente en los niños

Importancia de emprender en educación

Este tipo de emprendimientos desarrolla la iniciativa de tomar decisiones de acuerdo con las necesidades que como sociedad hemos reflejado en el ámbito educativo, permitiendo fortalecer esa área y dándoles una oportunidad a quienes desean continuar con su formación. Lo primordial de un emprendimiento es aprender del fracaso y no darse por vencido.

  1. Delivery Didáctico: proyecto que tiene la finalidad de contribuir hacia la solución del problema de la desmotivación de los alumnos por los contenidos curriculares y la falta de recursos de apoyo para los docentes a la hora de planificar sus clases
  2. Mandela: es una aplicación que busca mejorar la comunicación entre centros educativos y familias, con el fin de realizar un mejor acompañamiento a los estudiantes

Lograr cambios en la educación no es sencillo, con este emprendimiento podemos ver que la educación puede abrirnos las puertas económicamente, pero lo que realmente vale la pena de un emprendimiento educativo es el impacto que generamos a nivel social. Si este artículo fue de tu agrado, te invitamos a formar parte de nuestra comunidad para que no te pierdas de otros artículos e ingresar a conversatorios educativos.

Scroll to Top