Modelo Educativo Basado en Competencias

La evaluación del desempeño es el tipo de evaluación que se ejerce en el Modelo Educativo Basado en Competencias. Es la valoración de las acciones y productos que realiza el alumno durante el proceso de aprendizaje, la cual permite retroalimentar su aprendizaje y validar el desarrollo de sus competencias.

El proceso de evaluar el aprendizaje ha sido tradicionalmente una de las formas más comunes de dar crédito sobre el conocimiento o destrezas que posee una persona frente a la demanda de brindar información o resolver una situación problemática. Los primeros registros de evaluaciones vinculadas con el aprendizaje datan desde la Edad Media. Sin embargo, fue hasta la edad moderna cuando la evaluación del aprendizaje se vinculó formalmente a la educación escolarizada. Esto dio como resultado la inserción de diversos procesos de valoración sobre lo aprendido.

La tendencia actual marca la valía de la evaluación del desempeño como elemento predominante ante el hecho de haber cuantificado el saber por muchos años. Esto exige pasar de una visión reduccionista de la evaluación del aprendizaje a una más amplia y plural, donde los juicios se construyan bilateralmente (profesor-alumno/entre alumnos) y se vinculen con el contexto. Los resultados constituyen piezas de información más significativas para el aprendiz que una calificación, a continuación te presentamos algunos elementos del Modelo Educativo Basado en Competencias.

Evaluaciones del Modelo Educativo Basado en Competencias

La evaluación del desempeño

  1. Observación
  2. Seguimiento
  3. Medición de las conductas

Esta evaluación involucra la observación, el seguimiento y la medición de las conductas de los alumnos en el momento en el que se encuentran efectuando alguna acción relacionada con el proceso de aprendizaje, sea de manera individual o colectiva. Con esta actividad se espera que el alumno demuestre la adquisición de una serie de conocimientos y habilidades en uno o varios ámbitos disciplinarios. Los productos o propuestas que se generen conforman el cúmulo de evidencias que permiten inferir el nivel de las competencias logradas al momento de la evaluación.

La evaluación auténtica

Dentro del marco de referencia relacionado con la evaluación del desempeño, se encuentra inmersa la evaluación auténtica. Se busca que sus mecanismos tengan significado y valor que trascienden los muros escolares. Esto es para lograr una mayor concordancia entre la tarea y las condiciones en las que se evalúa. Para cumplir con esta intención, la evaluación auténtica debe incluir en su esencia los siguientes elementos:

  1. Proyectos
  2. Presentaciones
  3. Prácticas profesionales

Puede realizarse durante un período de clases individual, durante todo el curso o a lo largo de diferentes semestres. Si este recurso como docente te ha sido de apoyo, no olvides que en Kichihua tenemos otros recursos educativos que podrían ser de tu interés.

Scroll to Top