Organizador semanal

Un organizador semanal te permite gestionar tu tiempo acerca de los planes y actividades que debes realizar durante el trascurso de la semana. Esta herramienta puede ser de gran utilidad para cualquier persona que tenga demasiadas actividades sin distribuir.

A continuación, te mencionaremos algunos beneficios que tiene esta herramienta, ¿Cómo puedes elaborarlo? Y ¿Cómo puedes aplicarlo de acuerdo con tu rol académico?

Tener una adecuada organización trae beneficios en tu vida, por ejemplo:

  • Identificas prioridades: le dedicarás tiempo a las tareas que realmente son importantes y estableces las actividades que pueden esperar, con esto progresarás a nivel personal y profesional
  • Puedes controlar tus actividades: tener muchas actividades a la vez es estresante y con esta herramienta evitarás la saturación
  • Evitas la procrastinación: en otras palabras, no dejarás para la mañana lo que puedes hacer hoy
  • Permite que encuentres un balance entre tu vida personal y profesional o académica

Elaboración de un organizador semanal

Hoy en día con las herramientas tecnológicas es más sencillo desarrollar estos organizadores, a continuación te mencionamos algunas opciones:

  • Hojas de cálculo: ya sea Office o Google ofrece un catálogo de planificadores semanales prediseñados, lo único que debes hacer es anotar tus actividades en las celdas.
  • Canva: puedes seleccionar en catálogo alguno de los planificadores semanales con diseños, colores y tipografías distintas.
  • Sistema de tarjetas virtuales: existen herramientas como Trello en la que puedes hacer uso de la técnica KANBAN debido a que no existen plantillas de organizadores semanales, pero puedes diseñar el tuyo.
  • Procesador de textos: al igual que con las hojas de cálculo, puedes trabajar en Office o Google diseñando la tabla que será tu organizador.
  • Libretas o agendas: la regla puede servirte de apoyo para diseñar el formato de tu organizador e ir añadiendo columnas y filas de acuerdo con las actividades a realizar. En el caso de las agendas, algunas ya incluyen organizadores semanales y mensuales.

Para utilizar correctamente un organizador, te recomendamos lo siguiente:

  1. Haz una lista de objetivos: piensa en cuáles son tus metas y objetivos para esta semana y anótalos
  2. Divide los objetivos de la semana en categorías, por ejemplo, “trabajo” y “estudios”
  3. Piensa en qué tiempo aproximado te llevaría cada una de esas tareas y apúntalo a un lado: puedes agregar algunos minutos adicionales para evitar cualquier imprevisto y también alguna otra estrategia, por ejemplo, la técnica Pomodoro.

Aplicación del organizador semanal como docente

Debes considerar principalmente los aspectos de tu grupo como tareas y proyectos, exámenes, evaluación docente, entre otros aspectos. De acuerdo con los elementos, un ejemplo para aplicar tu organizador puede ser el siguiente diseño:

Aplicación del organizador semanal como estudiante

Debes tener en consideración los siguientes horarios: 8 horas para dormir, 8 horas para trabajar y 8 horas para el ocio. De acuerdo con los mismos, un ejemplo para aplicar tu organizador puede ser el siguiente diseño:

Contar con instrumentos como un organizador semanal, puede despejar nuestra mente al momento de realizar las cosas porque tendremos a la mano un listado de las cosas que necesitamos hacer, así como las prioridades por realizar. Esperamos que este artículo haya sido de tu agrado.

Te invitamos a formar parte de nuestra comunidad para tener acceso a conversatorios para docentes y a otros recursos educativos que seguramente te serán de apoyo.

Scroll to Top