El futuro de la educación en 2022

  • Tiempo de lectura:7 minutos de lectura
  • Categoría de la entrada:Recursos

¿Qué retos enfrentaremos?

La educación es crucial para el futuro de la humanidad. Da forma a nuestros valores, actitudes, creencias y comportamientos, además de proporcionarnos habilidades para sobrevivir en un mundo competitivo. 

Los últimos años han representado una gran oportunidad para reflexionar sobre el futuro de la educación y han surgido muchas ideas sobre lo que se debe hacer para mejorar o evolucionar la educación, sin embargo son muchos los retos que habremos de enfrentar.  

Varios miembros de nuestra comunidad educativa han mostrado interés en reflexionar sobre el futuro de la educación en particular sobre lo que puede suceder este 2022.

¿En qué momento volveremos a clases presenciales? ¿En qué áreas debemos capacitarnos los docentes? ¿Cómo diseñamos nuevos materiales interactivos? ¿Qué forma de evaluar es la más adecuada?

Lamentablemente no tenemos respuestas concretas a esas preguntas, pero a continuación te compartiremos lo que creemos que sí sucederá durante este año en materia educativa:

  • Miles de estudiantes continuarán abandonando sus estudios
  • No todos los padres de familia podrán o querrán involucrarse en el proceso de aprendizaje de sus hijos 
  • Los apoyos económicos que muchas escuelas necesitan seguirán sin ser otorgados
  • Se continuará exigiendo que los docentes realicen actividades administrativas que probablemente interfieran con su labor educativa
  • Una gran cantidad de estudiantes seguirá sin tener acceso a internet
  • La inversión en educación seguirá siendo constante pero ineficiente
  • Se aplicará la prueba PISA en México y mostraremos una gran mejoría en nuestro desempeño

Si la última predicción te hizo reír, tal vez tengamos que reflexionar sobre nuestra responsabilidad en el sistema educativo.

La responsabilidad que tenemos

Un recurso que utilizamos cuando hablamos con los docentes en las escuelas es pedirles que se imaginen a ellos mismos como capitanes de barcos y a sus estudiantes como su tripulación, los retos a los que se enfrentan todos los días son tempestades en el mar. 

¿Qué hace un capitán para que su barco no se hunda en una tempestad? ¿Le pide al mar que se tranquilice? ¿Ignora que su barco tiene una fuga o que el timón no responde?

Ante estas preguntas los docentes siempre nos responden con alternativas y soluciones, no nos hemos encontrado con alguno que elija simplemente abandonar el barco. Con esta metáfora les recordamos que tienen la capacidad de influir en su entorno y sobreponerse a las dificultades que se les presenten, después de todo, como capitanes tienen una responsabilidad con sus marinos, es decir sus estudiantes. 

Soluciones efectivas

Ahora te compartiremos unas cuantas ideas que creemos pueden ser útiles para enfrentar algunos de los retos que ya hemos mencionado.

Contra la deserción escolar:

Mantener motivados a los estudiantes es la única forma de asegurar que aún si por algún motivo el estudiante se ve obligado a dejar sus estudios, continúe buscando medios de adquirir conocimiento y desarrollar  habilidades. 

¿Cómo motivarlos?

Una alternativa es la educación entre pares, una práctica educativa en la que los estudiantes interactúan con otros estudiantes para alcanzar objetivos educativos. Este tipo de interacción ayuda especialmente a que aquellos estudiantes que tienen dificultades académicas por diversos motivos ya sea de carácter cognitivo o familiar, generen redes de apoyo dentro de la escuela, lo que los motiva a continuar con sus estudios a pesar de las dificultades. 

Ante la ausencia de la familia en el proceso educativo:

Sin duda es uno de los retos más comunes a los que se enfrentan los docentes y directivos de las escuelas del país, las acciones que se pueden emprender dependen de cada nivel educativo pero sin importar el contexto es importante que la escuela provea a las familias de:

Espacios de formación familiar (las famosas pláticas o talleres para padres) nunca están de más, varias veces hemos escuchado la frase “para qué las hacemos si los padres no van” y al respecto podemos afirmar que en la mayoría de los casos tienen un impacto positivo en las familias que conforman la comunidad escolar.

Ante los problemas que competen a las autoridades educativas:

Presupuestos, protocolos, planes de estudios, inversión…no vamos a negar que hay muchas cosas que mejorar y mucho que cuestionar, sin embargo, la única forma de lograr que estas dificultades no interfieran con la calidad educativa que se imparte en las escuelas es la colaboración de todo el personal que labora en ellas.

Si hemos encontrado alguna ventaja que posean las escuelas privadas frente a las escuelas públicas, es que las primeras cuentan con el presupuesto para contratar personal administrativo, en ocasiones psicopedagógico y tecnológico, sin embargo, hemos encontrado que las escuelas públicas con mejores resultados son aquellas en las que su personal docente cuenta con una buena comunicación y con objetivos claros. el cómo crear estas condiciones en una comunidad educativa será motivo de otro artículo seguramente.

¿Qué sucederá en el futuro?

El célebre autor y educador Sir Ken Robinson, decía que lo maravilloso de los sistemas educativos es que (al igual que cualquier otro sistema conformado por humanos) son sistemas vivos, es decir, que su evolución podría comenzar con la acción más pequeña de cualquiera de sus miembros.

En la cultura pop esta misma idea está representada en la pantalla grande en la película Volver al Futuro 3  cuando Doc Brown le recuerda al final de la cinta a Marti que “…tu futuro no está escrito, ni el de nadie, tu futuro es el que tu te formes, así que hazte uno bueno”

Así que si te preguntas ¿Qué sucederá en 2022? Te invitamos a preguntarte ¿Qué te gustaría que sucediera? y ¿Qué harás para que suceda?